El XXX Congreso Nacional y X Internacional de Odontología y Estomatología tuvo lugar los pasados días 21 y 22 de septiembre, en Valencia.

El protagonista de este Congreso fue el Plan de Salud Bucodental que el Ministerio de Sanidad ha propuesto para dar asistencia a los niños de entre 7 y 15 años. Un Plan que durante esos días, dejó ver algunas opiniones de los profesionales directamente implicados en el proyecto: los dentistas.

El Dr. Andrés Plaza, Presidente del Colegio de Dentistas de Valencia, criticó negativamente este Plan alegando que ‘el Plan se plantea como un contrato de prestaciones con un incentivo económico insuficiente’ y ‘antes de implantarlo habría que hablarlo con los Colegios profesionales, porque cada región tiene sus propias peculiaridades’. Asimismo recordó que en la Comunidad Valenciana hay un gran volumen de inmigración con muy mala salud bucal y además, ‘la prevención corresponde a la Seguridad Social no a los dentistas privados’. Ante estas palabras, el Dr. Alfonso Villa Vigil, Presidente del Consejo General de Dentistas, adquirió una postura totalmente contraria a la del Dr. Plaza. Dejó ver su satisfacción de que el Gobierno de España haya mostrado interés por la salud bucal de los españoles, y desde un plano igualitario a todos los ciudadanos. Argumentó que ‘el Plan va a ser de financiación pública y la prestación del mismo será según el modelo caritativo o mediante la Seguridad Social en función de los que el Ministerio acuerde con cada Comunidad’. El Dr. Vigil insistió en que va a negociar con el Ministerio ‘las reglas del juego’, ‘qué prestaciones quiere dar, cómo se van a implantar y después, con todos los detalles en la mano, se hará un cálculo de lo que sería justo percibir por parte de los odontólogos’. En lo que sí coincidieron ambos Doctores, fue que el Plan deberá de ser de implantación paulatina, para que no se dieran casos de niños con 14 ó 15 años que acudieran por primera vez al dentista con una salud dental muy deficitaria, y que sería conveniente que la Administración contemplara de algún modo a otros colectivos de ciudadanos como los ancianos, discapacitados o enfermos psicológicos.