Una treintena de clínicas dentales y más de 1000 pacientes participarán en el primer estudio español para determinar la eficacia de la consulta dental a la hora de llevar a cabo u protocolo para a detección precoz del riesgo de sufrir diabetes, apoyándose en su relación con la enfermedad periodontal. Este estudio será realizado por la red de clínicas de SEPA, con la colaboración de la empresa Sunstar.

Para ello, se evaluará a los diferentes pacientes que visiten por primera vez algunas de las consultas, durante la visita, los pacientes recibirán la evaluación clínica rutinaria y, además, se les realizará el test FINDRISC y una evaluación periodontal mediante el índice EPB. Ambos exámenes son muy sencillos y rápidos de realizar y permiten  hacer una estimación del riesgo de sufrir diabetes y periodontitis, respectivamente.

El FINDRISC es un cuestionario de referencia a escala mundial que incluye ocho preguntas (edad, índice de masa corporal, perímetro de cintura, realización de actividad física, consumo de frutas y verduras, medicación, niveles de glucosa y antecedentes familiares). Por otro lado, el EPR es u índice útil a la hora de evaluar las necesidades del tratamiento periodontal de la población, consistente en dividir la dentición completa en seis sextantes para examinarlos y otorgarles una nota según el grado de gravedad de la enfermedad periodontal.

El uso en conjunto de estas dos herramientas podría aumentar la capacidad de detección de riesgo de personas que puedan padecer diabetes.

De acuerdo con los resultados obtenidos a partir de estos test, se seleccionará a los pacientes en riesgo y se les hará una determinación ambulatoria de su hemoglobina glicosilada. Con estos datos, se decidirá si se debe remitir al paciente a su médico de atención primaria para que haga una valoración diagnóstica de la presencia de diabetes o prediabetes.

Este estudio será el primero a nivel europeo que se realice en condiciones y clínicas reales y está previsto que se inicie durante el primer trimestre de este año.

MAXILLARIS Nº 207, MARZO 2017