La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a una protésica dental a indemnizar con 6.000€ a un paciente, en concepto de responsabilidad civil por las lesiones provocadas al someterle a un tratamiento rehabilitador mediante prótesis dental en el año 1998.

A pesar de que la legislación vigente establece que los protésicos no pueden ni atender ni realizar intervenciones bucales a pacientes, la condenada tomó medidas en la boca del paciente para valorar distintos aspectos, tales como el tamaño de los dientes, la extensión de la placa y el nivel de oclusión. También implantó directamente el aparato en la boca y procedió a su adaptación. Como consecuencia de su trabajo, en la boca del paciente se produjeron úlceras de decúbito y dolores frontotemporales que tardaron en mejorar cerca de cuatro meses.

 

MAXILLARIS Nº 147-OCTUBRE 2011