El Instituto de Biología y Genética Molecular de la Universidad de Valladolid y el Principado de Asturias colaboran en un proyecto que ha hallado una nueva matriz con células madre que mejoraría la soldadura de huesos y quistes dentales.

La matriz se obtiene a partir de la sangre del propio paciente, a la que se añaden las células madre que favorecen el proceso de soldadura ósea, por lo que es totalmente orgánica. Entre sus usos también están la atención maxilofacial o el tratamiento de algunos tumores, según han informado los responsables del proyecto.

Tras superar con éxito la fase previa en el laboratorio y las pruebas con animales, la investigación se encuentra ahora en la experimentación con humanos, en concreto, con diez pacientes a los que se ha tratado en el Hospital Universitario Río Hortega de Vallladolid.

 

GACETA DENTAL Nº 259, JUNIO 2014