ActualidadNoticias

Un grupo de investigadores de la Universidad de Melbourne, en Australia, ha confirmado la eficacia de la que podría ser la primera vacuna de la periodontitis. En un estudio dirigido por Eric Reynolds y publicado recientemente en NPJ Vaccines, los científicos emplearon unas enzimas liberadas por Porphyromonas gingivalis, una de las especies desencadenantes de la periodontitis, para poner en marcha la respuesta inmune del organismo ante estas sustancias.

Los investigadores están muy esperanzados con la que podría ser la primera vacuna de este tipo en todo el mundo, que serviría, si no para acabar con la periodontitis, sí para abordar una de sus variantes más graves o, al menos, reducir la necesidad de tratamiento y mejorar la calidad de vida de millones de pacientes.

MAXILLARIS Enero 2017, Nª 205