Según un informe realizado en el Hospital Rúber de Madrid, un 70% de la población adulta española padece bruxismo. En opinión de los expertos, la actual crisis económica podría haber influido en el incremento, observado en los últimos meses, de la incidencia de patologías relacionadas con la cavidad oral y las dolencias faciales por la ansiedad, estrés y nerviosismo.

Se ha verificado un aumento en las consultas médicas de urgencia por casos de bruxismo, un trastorno que, a la larga, provoca destrucción y desgaste de las piezas dentales, caries, gingivitis y traumatismos de las encías, así como importantes contracturas en las cervicales y en la cara, molestias en la articulación de la mandíbula y dolores de cabeza.

El tratamiento de estas situaciones debe de ser siempre multidisciplinar, es decir, debe de ser atendido por odontólogos, cirujanos maxilofaciales y en ocasiones, contar con el apoyo de especialistas en psiquiatría. Para empezar, en una primera evaluación se deben estudiar los daños provocados en la cavidad oral por el bruxismo.

GACETA DENTAL DICIEMBRE 08