El pasado día 22 de junio de 2007, tuvo lugar en el Juzgado de lo Penal nº 2 de Móstoles, la vista oral del primer juicio por el delito de intrusismo, en la profesión de higienista dental, celebrado en España, a instancia como acusación particular, del Colegio Profesional de Higienistas de Madrid.

El fallo de la sentencia ha condenado al acusado como autor de un delito de intrusismo profesional, a la pena de seis meses multa con una cuota diaria de cuatro euros y al pago de las costas procesales. En la citada sentencia se declaran como hechos probados que ‘la acusada, careciendo de la titulación exigida para ello, realizó de manera habitual, con diversos pacientes actos propios de la profesión de higienista en una clínica dental’, siendo estos hechos constitutivos de un delito de intrusismo, previsto en el artículo 403 del Código Penal. Se trata de la primera sentencia condenatoria por intrusismo dictada en la profesión de higienista dental, y el Colegio Profesional de Higienistas Dentales de Madrid espera, que dicha condena sirva de ejemplo para aquellas personas que ejercen ilícitamente la profesión de higienista dental, y tengan conocimiento de las consecuencias legales, dentro del ámbito penal, que conlleva el intrusismo profesional. Asimismo, el Colegio de Higienistas de Madrid, en el desempeño de sus funciones, proseguirá su lucha contra las situaciones de intrusismo, ejerciendo las acciones legales necesarias contra aquellas personas que ejerzan actos propios de la profesión de higienista dental, sin tener la debida cualificación, tanto por lo que respecta a la titulación académica correspondiente como a la colegiación establecida en la Ley.