El estudio realizado según la metodología utilizada por la Organización Mundial de la Salud, ha querido analizar los dos mayores problemas orales de la población española: la caries y la enfermedad periodontal.

Esta encuesta pone de manifiesto que España es el país europeo en el que menos tratamientos contra la caries se realizan. En Europa, el 85% d elos casos de caries recibe tratamiento, mientras que en nuestro país la cifra se reduce al 65%. Especialmente importante es la incidencia de caries sin tratar en los mayores de 65 años. Personas que se caracterizan por no ser buenos sus hábitos de higiene bucodental: el 20% no se cepilla los dientes nunca o casi nunca.

En el caso de los adultos de 35 a 44 años, la caries también es una enfermedad generalizada, ya que afecta al 92%. NO obstante, en este grupo de edad la incidencia es moderada: reciben tratamiento cuatro dientes de cada seis con caries.

En cuanto a la población infantil, uno de cada tres niños con dentición temporal tiene un diente con caries. En este colectivo, sólo uno de cada cuatro niños sigue tratamiento.

Por su parte, entre el 37 y 45% de los jóvenes con dentición definitiva tiene un promedio de entre 1,1 y 1,7 dientes con caries.

Un aspecto novedoso de este estudio es la realización de una comparativa entre las condiciones de la salud bucodental de los niños españoles y los menores inmigrantes. Según el Dr. Juan Carlos Llodra Calvo, autor del análisis “los niños inmigrantes tienen más caries y están menos y peor tratadas que las patologías que las patologías que se pueden encontrar en los españoles; por ello, el tratamiento que necesitan los menores inmigrantes es más complicado”. El número de dientes con caries es el doble en los niños inmigrantes.

El nivel social también es un factor determinante a la hora de comprobar la incidencia de la caries; cuanto menor es el estrato social, más casos de caries se presentan.

Respecto a la enfermedad periodontal, entre el 85 y el 94% de la población española mayor de 35 años presenta algún problema de salud en las encías, aunque sólo entre el 5 y el 11% sufre periodontitis severa.

La Encuestad e Salud Oral en España comprueba la evolución de las principales patologías desde 1993, momento en que se publicó la primera de este trabajo. Se puede destacar que tanto el número de dientes de leche con caries como la cifra de piezas cariadas por niños se ha mantenido estable en el tiempo. Ahora bien, en los niños de 12 y 15 años la prevalencia de la caries se ha reducido entre un 40 y un 25% respectivamente. En este colectivo, las cifras de caries y sus respectivos tratamientos están estables desde el año 2000.

También en los adultos de 35 a 44 años el índice de caries ha ido descendiendo paulatinamente desde 1993. Se ha pasado de una media de once dientes afectados en aquel año a siete en 2010.

En los mayores de 65 años, se ha pasado de tener una media de 21 dientes con caries en 1993 a 14 en 2010, “aunque el número de caries tratadas sigue siendo excesivamente bajo” apuntó el Dr. Llodra.

En términos generales, la enfermedad periodontal, incluida la periodontitis severa, se ha reducido a la mitad en la población mayor de 35 años. Además, la evolución de la periodontitis en los adultos jóvenes muestra que esta patología ha descendido en mayor proporción que en los mayores de 65 años –un 67% frente a un 47%- hasta llegar a afectar al 16% de los jóvenes adultos y al 30% de los mayores de 65 años en 2010.

Para mejorar la salud oral de la población española, el Consejo General de Dentistas se ha marcado una serie de objetivos a conseguir de aquí hasta el 2020: la mejora de la salud bucodental de la población infantil, a través de campañas en los centros escolares y la concienciación de los padres sobre la importancia de aumentar las visitas al dentista.

También se ha propuesta prestar especial atención a los sectores más desfavorecidos, tales como los niños con discapacidad intelectual y con escasos recursos económicos.

MAXILLARIS 153, ABRIL 2012