El Colegio de Dentistas de Navarra acogió en el mes de febrero un seminario impartido por un despacho profesional de abogados especializados en Derecho del Trabajo y Seguridad Social, en relación con las recientes sentencias resueltas por el Tribunal Supremo respecto a la naturaleza del servicio de los odontólogos en las clínicas dentales.

Dicha jurisprudencia refleja un cambio radical en la configuración de la prestación de servicios del odontólogo como trabajador autónomo. En dichas sentencias, se trata el siguiente supuesto de hecho: una clínica dental con un odontólogo titular al frente, y varios odontólogos generalistas trabajando con él, y dados de alta en el Régimen de Autónomos. Pues bien, el Tribunal Supremo, en cinco sentencias consecutivas, dictadas en un lapso de tiempo relativamente corto, considera sin lugar a dudas, que el odontólogo generalista debe de ser contratado por el odontólogo titular como trabajador por cuenta ajena.

La consecuencia para la clínica dental se traduce en el pago de un acta de infracción (una sanción), un acta de liquidación (abono de todas las cotizaciones debidas por los últimos años reclamados, y el alta de oficio del odontólogo generalista como trabajador por cuenta de la clínica dental.

A partir de ahora, cada clínica dental debe analizar su plantilla para corregir dichas situaciones, evitando de esta forma las consecuencias drásticas que podría conllevar la visita de la Inspección de trabajo.

La duda se plantea con respecto al ortodoncista o al cirujano que aparece únicamente por la clínica dental cuando se le llama (es decir, como máximo una vez por semana). ¿Entiende también el Tribunal Supremo que dicho ortodoncista debe ser contratado por cuenta ajena al igual que odontólogos generalistas que trabajan allí todos los días?. En principio la jurisprudencia no se pronuncia sobre los ortodoncistas o cirujanos, pero en Madrid, la Inspección de Trabajo ya ha levantado actas de infracción y liquidación con respecto a dichos trabajadores.

De esta forma, las directrices de la Inspección de Trabajo son claras: toda persona física que presta servicios de forma directapara la clínica dental deberá ser contratado por cuenta ajena.

GACETA DENTAL Nº 191