El Consejo General de Dentistas organizó el pasado mes de octubre, la primera edición de su curso de “sedación consciente en odontología”. La primera vez que dicha entidad incluye en su programa formativo un curso sobre el empleo de técnicas de sedación consciente en las clínicas dentales.

La formación estuvo integrada por una parte teórica y otra práctica, demostración con la que los alumnos pudieron conocer directamente el manejo del fármaco y el equipamiento necesario para su correcta administración.

El óxido nitroso representa en la actualidad una opción muy adecuada para LA SEDACIÓN EN ODONTOLOGÍA, AUNQUE ES FUNDAMENTAL QUE EL DENTISTA SE HAYA FORMADO PREVIAMENTE EN SU EMPLEO. La sedación con óxido nitroso proporciona un estado de relajación suficiente en la gran mayoría de los casos y pacientes; su uso está especialmente indicado en odontopediatría.

La sedación consciente

La sedación, y dentro de la consciente, es la técnica farmacológica de control de la ansiedad de uso más extendido en clínicas dentales de EE.UU., Reino Unido y muchos otros países europeos. Ésta se define como una depresión mínima del sistema nervioso central, en la que el paciente tolera la realización del tratamiento planeado, manteniendo SIEMPRE EL CONTACTO VERBAL, y mediante el uso de fármacos con un amplio margen de seguridad. En este estado de relajación, el paciente es completamente consciente de lo que está ocurriendo y no sufre alteración ninguna de sus constantes vitales. Pero a la vez, acepta la realización del tratamiento sin percibirlo como una amenaza. La sedación consciente se puede realizar mediante fármacos sedantes administrados por vía oral, intravenosa, transmucosa o inhalatoria. El óxido nitroso se utiliza mezclado con oxígeno, mediante unas máquinas específicas que realizan la mezcla en las proporciones adaptadas a cada paciente y cada caso.

MAXILLARIS 159, NOVIEMBRE 2012