Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bergen (Noruega) ha revelado que los pacientes con trastornos alimentarios tienden a sufrir frecuentemente problemas de salud oral, entre los que se incluye la erosión severa.

El equipo de trabajo examinó los problemas de salud oral relacionados con los trastornos de alimentación en un grupo de 54 pacientes, pertenecientes a la Clínica de Trastornos de la Alimentación de Eriksbergarden (Suecia). Los 50 pacientes de sexo masculino y las cuatro mujeres tenían entre 10 y 50 años, con una edad media de 21,5 años. Se tuvieron en cuenta tres grupos de pacientes: 14 diagnosticados con anorexia nerviosa, ocho con bulimia nerviosa y los 32 restantes sufrían un trastorno alimentario no especificado.

El resultado del estudio destacó que los pacientes pertenecientes a los tres grupos eran más propensos a reportar problemas como la erosión dental y la sequedad en la boca, producidos por los vómitos autoinducidos, la deshidratación y la hiposalivación.

Los autores pusieron de manifiesto que es necesario que los profesionales de la odontología adquieran un profundo conocimiento y comprensión de la naturaleza de este problema. Algunos indicativos, tales como el ardor bucal, los labios secos y la erosión dental, pueden ser determinantes a la hora de detectar pacientes con este tipo de enfermedades.

MAXILLARIS 153, ABRIL 2012