A partir del próximo mes de enero, todos los productos sanitarios, incluidos los dentales, pasarán a tributar el 21% de IVA general, lo que supone incrementar un 11% la carga impositiva, que actualmente es del 10%.

En solo dos años, el tipo impositivo de los productos sanitarios habrá crecido un 300%, pasando del 7% al 10% y ahora al 21%.

GACETA DENTAL 251, OCTUBRE 2013