Un grupo de investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad del Sureste de California ha extraído una serie de conclusiones de un estudio clínico sobre los bifosfonatos y su relación con el aumento de necrosis mandibular. En esta investigación se establece por primera vez que el uso de estos fármacos orales, empleados incluso en un corto plazo de tiempo, desarrolla cierta vulnerabilidad en los huesos de la boca.

Después de controlar la diagonal de la remisión, nueve de los 208 pacientes sanos involucrados en el estudio que tomaron o habían consumido este tipo de fármacos durante un espacio de tiempo determinado fueron diagnosticados de osteonecrosis mandibular.

Las conclusiones del trabajo contrastan con las extraídas de las investigaciones clínicas hechas con anterioridad para garantizar la eficacia y seguridad de los fármacos, en las que se mantenía que esta complicación sólo ocurría con los medicamentos que se administraban de forma intravenosa y no orales, como señala el estudio.

El Doctor Sedghizadeh sostiene que »el riesgo de los bifosfonatos es apenas significativo, pero si hablamos de que afecta a un cuatro por ciento, entonces no empiezan a ser tan insignificantes sus efectos». La mayoría de los especialistas que prescriben este tipo de terapia a los pacientes que sufren osteoporosis no les advierten de este riesgo. Por ello, el Doctor Sedghizadeh espera que nuevas investigaciones doten de más respaldo a sus conclusiones científicas.

MAXILLARIS 121, MAYO 2009