A través de un sistema informático diseñado por la Sociedad Europea de Cardiología, denominado HeartScore, se ha elaborado un estudio en el que se muestra que los dentistas pueden identificar a los pacientes que tiene riesgo de sufrir problemas cardiovasculares y, por consiguiente, derivarlos a su médico para una revisión más a fondo.

En el estudio se analizaron a 200 pacientes (101 mujeres y 99 hombres) en consultas privadas de Suecia. En ellas, los doctores utilizaron el sistema HeartScore para calcular el riesgo de muerte por patología cardiovascular dentro de un periodo de 10 años. HeartScore mide el riesgo de problemas cardiovasculares en personas comprendidas entre los 45 años y los 65 años, a través de factores como la edad, el sexo, los niveles de colesterol, la presión sanguínea o la presencia de nicotina en la sangre.

En el análisis, los pacientes que obtuvieron unos índices de riesgo igual o superiores a 10%, fueron derivados a sus médicos para que les evaluaran su estado de salud.

En total, 12 pacientes participantes, todos hombres, tenían valores del 10% o más en el sistema HeartScore, todas las mujeres se situaron en el 5% o menos.

Los 200 pacientes del estudio tenían 45 años o más y no tenían en su historial médico problemas cardiovasculares, ni tomaban medicación por tener la tensión alta o sufrir colesterol o diabetes.

MAXILLARIS, Nº 128, ENERO 2010