Un grupo de científicos mexicanos está empleando el propóleo de las abejas para combatir las caries; además, estudian si sirve para controlar la hipertensión, según ha revelado recientemente la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El propóleo es un compuesto de cera elaborado por las abejas para tapar fisuras en sus colmenas, se basa en compuestos aromáticos, ceras, flavonoides, terpenos, alcoholes y polen.

Los científicos ya han probado los efectos del propóleo sobre los microorganismos que causan las caries y ya han podido aislar algunos compuestos que sirven para combatir esta enfermedad dental.

Algunos compuestos actúan sobre las encimas “glicosiltransferasas del Streptococcus mutans”, responsables del incremento en la producción de la capa dentobacteriana, mientras que otros han inhibido el crecimiento de las bacterias en diferentes concentraciones.

MAXILLARIS Nº 146-SEPTIEMBRE 2011