En 2009, los españoles visitaron al dentista un 5% menos que el año anterior, en torno a 800.000 personas abandonaron el cuidado bucal.

Estos son algunos de los resultados de la encuesta de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), en la que han participado un total de 800 dentistas y 600 protésicos.

Federico Schmidt, Presidente del sector dental de Fenin, califica este retroceso como ‘muy negativo para la salud bucodental de los españoles’. En los últimos seis años, los ciudadanos habían aumentado su cuidado dental de manera que se había alcanzado la media europea del porcentaje de población que acude al dentista. ‘Esta caída viene derivada principalmente por la crisis económica….’ añade.

Esta disminución de pacientes ha afectado de forma homogénea por toda España al volumen de negocio de un 30% de las clínicas dentales españolas, siendo las más pequeñas las que se han visto más perjudicadas.

A pesar de ello, cerca del 60% de las clínicas ha mantenido una cierta estabilidad y un 10% incluso ha aumentado el número de pacientes. Según explica Federico Schmidt, ‘las clínicas dentales en España, que se caracterizan por la adquisición y la rápida incorporación de alta tecnología para ofrecer el mejor servicio al paciente, se ven menos afectadas por la crisis y de esta forma se sitúan a la cabeza de los países de Europa en calidad de asistencia bucodental’.

Por otro lado, el estudio también pone de manifiesto que la producción de prótesis odontológicas ha caído en torno al 15% en 2009, siendo más acentuado el descenso en las prótesis de coste superior, tales como las de cerámicas y los implantes.

MAXILLARIS Nº 133, JUNIO 2010