El profesor Handong Liangfrom del State Key Laboratory of Coal Resources and Safe MIning, de la Universidad China de Minería y Tecnología en Beijing, y su grupo, han demostrado que el fluoruro de hidrógeno es la forma de flúor que se libera durante la combustión de carbón expuesto al aire, un descubrimiento que puede cambiar la idea actual sobre la causa y el mecanismo de la fluorosis endémica.

El estudio revela que una ingesta adecuada de flúor puede prevenir la caries dental, sin embargo, la ingesta excesiva a largo plazo podría conducir a una fluorosis, como la fluorosis dental o a la osteofluorosis.

El consumo de grandes cantidades de flúor a través del agua potable es el tipo más común de fluorosis; por otro lado, existe otro tipo de fluorosis, la endémica por la combustión de carbón, causado por el uso en interiores domésticos de carbón alto en flúor.

El estudio indica que se trata de este hidrato de ácido sulfúrico el que descompone el flúor de carbón y conduce a la liberación de gases de fluoruro de hidrógeno, altamente volátil y tóxico.

A diferencia de los iones “suaves” de flúor, los “feroces” gases corrosivos de fluoruro de hidrógeno pueden ser absorbidos directa e indirectamente a través del sistema digestivo humano, y también erosionar dientes, huesos y articulaciones.

Este estudio también indica que la combustión del carbón expuesto al aire, a largo plazo, puede producir aerosoles ácidos compuestos tanto de fluoruro de hidrógeno como de hidrato de ácido sulfúrico, lo cual debe de ser tenido en cuenta en la prevención de la fluorosis endémica.

GACETA DENTAL Nº 230, NOVIEMBRE 2011