La prevalencia de caries en la población infantil ha bajado más de 40 puntos en veinte años. Así, mientras el 70% de los niños padecía caries en 1987, esta cifra se sitúa en la actualidad en el 28,5%, gracias en parte al Programa de Atención Dental y Juvenil (PADI) que puso en marcha Navarra, con carácter pionero, en 1991.

Actualmente, este plan atiende, a través de 206 dentistas de la comunidad foral, a una población diana de 72.350 niños y jóvenes de entre 6 y 18 años, con un alto porcentaje de participación. El Gobierno de Navarra financia todos los cuidados bucodentales, salvo las ortodoncias y los implantes.

La consejera de Salud, María Kutz, ofreció estos datos en el colegio público Lago de Mendillorri, en donde, invitada por el Colegio Oficial de Dentistas de Navarra, asistió a un acción de sensibilización dirigida niños de 1º de Primaria.

El colegio está desarrollando un programa escolar de higiene bucodental en colaboración con profesores, tutores y padres con el objetivo de proporcionar a los más pequeños las nociones básicas sobre los cuidados que requiere la dentadura. En esta ocasión, el colegio ha proyectado un vídeo, ha ofrecido una charla educativa y ha mostrado a los alumnos las calves de un correcto cepillado.

También la consejera Kutz, que fue recibida en el centro por la presidenta del Colegio Oficial de Dentistas, Beatriz Lahoz, trasladó a los niños la importancia del cepillado para garantizar una salud bucodental de futuro.

PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS)