Ingerir leche o derivados y beber mucha agua antes de cepillarse los dientes y, sobretodo, después de haber tomado alimentos con un alto contenido en ácido, ayuda a mantener una buena salud bucodental. Además, es bueno comer chocolate, té verde y masticar chicle para evitar la aparición de caries y demás enfermedades dentales.

Esta es la opción del ortodoncista Iván Malagón, quien recuerda asimismo que el elemento ácido de determinados alimentos, como por ejemplo el limón o la naranja, desmineraliza el esmalte. Por ello, no es aconsejable cepillarse inmediatamente después debido a que contribuye a “devastar” los prismas de dicho esmalte.

“No se debe abusar de los alimentos ricos en azúcares porque lo que hacen es reaccionar con las bacterias y formar ácido que, a su vez, desmineraliza el esmalte, profundiza en el diente y provoca caries. Por ello, lo que tenemos que hacer es contrarrestar ese ataque de ácido bebiendo mucha agua o leche antes de proceder a cepillarse”.

Este experto es partidario también de tomar chocolate, cuanto más puro mejor, para lograr tener una buena salud bucodental debido a que una parte del grano de cacao posee contenidos antibacterianos.

Otros alimentos que son saludables para los dientes y encías son los vegetales con un bajo contenido en azúcar como, por ejemplo, las zanahorias o los apios que poseen muchas sustancias naturales que ayudan a la limpieza de los dientes y regeneran el esmalte.

Estos beneficios también se pueden encontrar en el té verde debido a que contiene mucho flúor, remineraliza el esmalte y tiene compuestos “antioxidantes” que ayudan a retrasar el envejecimiento tanto de los dientes como de las encías.

GACETA DENTAL 237, JUNIO