Así de contundente fue D. Artemio de Santiago, presidente del Consejo de Colegios de Protésicos, en una entrevista que GACETA DENTAL, le hizo en este mes de febrero.

Esta frase lapidaria viene a raíz de la resolución tomada por la CNC (Comisión Nacional de Competencia). En la que impone una multa global al Consejo de Dentistas de España por valor de 350.000€.

Los hechos se remontan a 2010 cuando organismos colegiales representativos de los protésicos dentales denunciaron diversas prácticas efectuadas por el Consejo General de Colegios Oficiales de Odontólogos y Médicos Estomatológicos de España.

En concreto, la CNC destaca que este organismo ¡habría aprobado y aplicado un código deontológico con el que pretendía limitar la libre elección del profesional sanitario protésico dental por parte del paciente, consiguiendo con ello elevar el margen de beneficio que los dentistas obtienen por la implantación de prótesis. Asimismo, habría realizado declaraciones y publicado noticias de carácter denigratorio hacia los protésicos dentales. Se denunció igualmente, la fijación de honorarios orientativos por parte del Consejo General así como la fijación de cuotas de entrada colegiales excesivas……Sin embargo, el órgano instructor o aprecia indicios de infracción por parte del citado Consejo General en cuanto a la fijación de cuotas de entrada colegiales excesivas”.

Por su parte, el Consejo General de Dentistas recurrirá la multa de la CNC.

Las palabras textuales del Dr. Villa Vigil, presidente del Consejo General de Dentistas de España, ante la resolución comentó “Ningún tribunal de justicia puede admitir la resolución presentada por los indocumentados de Competencia”.