Ya ha pasado un año desde que se celebró el I CONGRESO NACIONAL DE HIGINIESTAS DENTALES, 2012, organizado por el Colegio Oficial de Higienistas Dentales de la Comunidad Valenciana.

Un evento formativo de gran envergadura y calidad,  que el Colegio se ha propuesto añadir a su habitual agenda de formación, organizándolo y celebrándolo bianualmente.  Con el objetivo de dar una mayor cobertura multidisciplinar en la formación continuada de todos los higienistas dentales de España.

Este congreso periódico, si de algo se diferencia del resto de sociedades, asociaciones, federaciones y demás entidades del sector que organizan congresos dirigidos al colectivo profesional, es que el Colegio con éste, quiere volver a los baremos de calidad con los que hace años se medían los acontecimientos formativos. En estas ediciones bianuales del congreso, el Colegio apuesta totalmente por invertir en calidad formativa, y reducir al máximo el plus que el congresista debe asumir en su inscripción por complementos y valores añadidos que adornan a un congreso: coffee-breaks, almuerzos de trabajo, exposición comercial, … El Colegio quiere por supuesto seguir ofreciendo todos estos beneficios al asistente pero sin que tenga que ver su cuota de inscripción incrementada por disfrutar de ellos. Se quiere que el congresista pague exclusivamente por la formación, y no por todos los elementos que rodean al congreso. Así pues, esto significa una reducción importante en la tarifa de inscripción. Ayudando a muchos higienistas dentales en la oportunidad de poder asistir a este evento formativo de grandísima calidad.

Esta prioridad del Colegio, va a suponer que el II CONGRESO NACIONAL DE HIGIENISTAS DENTALES, a celebrar los días 13, 14 y 15 de junio de 2014, tenga unos componentes altamente atractivos para el profesional: la gran calidad de los ponentes escogidos; la variedad de las temáticas a tratar; la búsqueda de la originalidad en los formatos de cómo impartir las enseñanzas; y el precio realmente económico que tendrá la inscripción al congreso sin dejar de  disfrutar de todos los eventos lúdicos que rodean a un congreso.