Su jefe alegó que era irresistible para él y que ponía en riesgo su matrimonio y la Corte Suprema de Iowa así lo considera.

La Corte Suprema de Iowa (EEUU) ha dejado estupefacta a Melissa Nelson. Acaba de fallar en su contra y en favor de la decisión de su jefe de despedirla por ser demasiado atractiva, según informa la CNN.

La mujer, que trabajó durante más de diez años como asistente del dentista James Knight, fue despedida a pesar de ser una «trabajadora ejemplar», porque era «irresistiblemente atractiva» para su jefe, lo que ponía en riesgo su matrimonio.

Aunque el tribunal afirma que este tipo de despidos pueden no ser justos, sostiene que no son discriminatorios legalmente. «Que los siete hombres de la Corte Suprema de Iowa no entendieran la naturaleza de los prejuicios de género es algo impactante y desalentador», lamentaba la abogada de Nelson.

 23.12.12

LASPROVINCIAS.ES