Se ha comprobado en un estudio reciente que el entrenamiento mental en cirujanos puede mejorar sus habilidades técnicas. La técnica, llamada mental training, mejora la ejecución de procedimientos complejos y precisos a través de un proceso que consiste en imaginar una serie de movimientos un número determinado de veces sin llegar a realizarlos.

La técnica de entrenamiento mental ha sido aplicada con resultados exitosos en deportistas profesionales y en entrenamientos de vuelo durante muchos años. Ahora la intención es aplicarlo al sector médico.