El Colegio Oficial de Odontólogos de Cataluña en los últimos meses ha enviado un comunicado a sus colegiados, en el que recomienda que se prescinda de la amalgama dental en los tratamientos odontológicos, especialmente en mujeres embarazadas y niños menores de 14 años.

La amalgama dental formada por un 50% de mercurio, causa efectos nocivos en la salud y en el medio ambiente. La campaña se extiende a ginecólogos y pediatras, que han sido informados por parte del Departamento de Salud y Medio Ambiente del Gobierno Catalán.

La mayoría de las personas adultas que han sido sometidas a empastes, llevan amalgama de color gris. En la actualidad, la amalgama sigue en uso, pero los profesionales van optando por material alternativos.

Esta campaña sintoniza con las restricciones existentes en Alemania, centradas también en las mujeres embarazadas y niños, en este caso hasta de diez años. Dentro de la Unión Europea, Dinamarca actúa en el mismo sentido, mientras que Suecia va más allá: puso una campaña en marcha para quitar los empastes de amalgamas a los ciudadanos y sustituirlos por empastes realizados con otros materiales alternativos.

MAXILLARIS Nº 107