Un reciente estudio de imagen realizado por la Universidad de Erlange-Nuremberg (Alemania) demuestra que para el cerebro el dolor de una pieza del maxilar superior es prácticamente igual al de una del inferior. Los resultados de este estudio ayudarán a explicar el motivo por el que los pacientes tienen mucha dificultad en especificar el diente que les duele.

‘Los odontólogos deben saber que sus pacientes no siempre están en condiciones de localizar el dolor’ sostiene el Dr. Forsters que lideró el estudio, quien considera que hay motivos ‘anatómicos y psicológicos para eso’.

MAXILLARIS 132, MAYO 2010