Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, la Confederación de Consumidores y Usuarios, Greenpeace, Comisiones Obreras y el Buró Europeo de Medio Ambiente han pedido al Gobierno español que apoye la eliminación del mercurio dental para frenar la contaminación del agua, el aire y el suelo y las “graves consecuencias para la salud y el medio ambiente” que puede provocar.

De este modo, han reclamado al Ejecutivo que respalde la eliminación progresiva en la Unió Europea y en el ámbito multilateral, introduciendo una cláusula en el Tratado del mercurio, un instrumento jurídicamente vinculante que actualmente está en fase de redacción en el Programa de Naciones Unidas por el Medio Ambiente (PNUMA).

Las organizaciones han señalado que el mercurio dental es “una de las mayores fuentes de contaminación por mercurio después de la producción de cloro-sosa”.

Los portavoces de las organizaciones advierten que una vez liberado, este mercurio puede convertirse en metilmercurio, que produce graves daños cerebrales y problemas neurológicos, especialmente en niños y fetos.

A este respecto han insistido en que ya existen “alternativas eficaces y asequibles” para los empastes de amalgama. Asimismo, han destacado que en países como Suecia o Noruega EL MERCURIO DENTAL HA SIDO “PRÁCTICAMENTE ELIMINADO” y que existen informes recientes, como el preparado por BIO Intelligence Service para la Comisión Europea, que recomiendan su retirada progresiva.

 

GACETA DENTAL, Nº 243, ENERO