Los Doctores Alejandro Mira Obrador y Áurea Simón Soro, investigadores del Laboratorio del Microbioma Oral del Área de Genómica y Salud de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (Fisabio), han desarrollado un test diagnostico que predice el riesgo de cada persona de desarrollar caries dental en el futuro y conocer la causa de la misma.

La prueba, conocida con el nombre de SIMMA, se realiza sobre una muestra de saliva recogida tras el cepillado de dientes. Los investigadores han seleccionado seis de hasta 25 moléculas registradas en la saliva, que permiten predecir, a través del test, si el paciente tiene una tendencia natural a desarrollar o o caries. Es decir, estos seis compuestos se pueden utilizar como biomarcadores de la enfermedad. De ellos, dos están relacionados con competencias inmunológicas, otros dos con la capacidad de adhesión de los microorganismos, y el último par con la capacidad de neutralizar ácidos o amortiguar las variaciones del pH en la boca.

La nueva prueba “permitirá plantear un tratamiento personalizado preventivo a cada individuo y poder prevenir el riesgo antes de que aparezca. Porque aunque la gente considere que la caries es inevitable, en verdad, los dientes no tienen fecha de caducidad”, apunta la doctora Áurea Simón.

La Fundación Fisabio ya ha iniciado conversaciones con algunas empresas interesadas en la comercialización del mismo. El objetivo sería crear un kit de diagnóstico dirigido a los profesionales del sector, así como el desarrollo de una línea de productos de higiene oral, que, de manera personalizada, y según el resultado del test, sirva como tratamiento preventivo de la caries.

MAXILLARIS 184, FEBRERO 2015