Dentistas del Reino Unido, en concreto una cadena privada de clínicas están probando un tratamiento para las personas con bruxismo basado en el suministro de pequeñas descargas eléctricas.

trata de un dispositivo que proporciona un pequeño impulso eléctrico cuando detecta que el paciente va a empezar a apretar los dientes. Al paciente se le coloca un pequeño electrodo en la sien que monitoriza el movimiento de los músculos faciales. Cuando detecta que la tensión está aumentando, suministra un pequeño impulso eléctrico. El paciente no siente de manera consciente la descarga, que le sirve para relajar los músculos.

Los inventores del dispositivo aseguran que este reduce el bruxismo en un 80% en tan sólo dos meses. Según el Dr. David Vivian, uno de los facultativos que está probando el tratamiento, el apretar los dientes mientras se duerme puede empeorar ansiedades existentes; »…..además, esta patología puede llevar a que la persona tome excesivos medicamentos contra el dolor provocado por el bruxismo».

Maxillaris 127, diciembre