Los Juzgados 6 y 16 de Valencia y 2 de Mislata han condenando recientemente por intrusismo profesional a tres falsos odontólogos que trataban a pacientes en varios locales de las citadas poblaciones cuando no estaban  titulados para ello.

En todos los casos, según se informa desde la organización colegial ICOEV, se trata de sentencias  de carácter penal por el delito cometido.  Las sentencias penales, en estos casos, han conllevado la imposición de penas de multa económica que ascienden a 1260, 600 y 480, respectivamente.

Tras el descubrimiento y la condena de estos nuevos casos de intrusismo sanitario, el Doctor Enrique Llobell, Presidente del Colegio de Dentistas de Valencia, ha recomendado a la ciudadanía asegurarse de que el profesional que presta la atención bucodental es un dentista colegiado, puesto que de lo contrario, además de ser delito, implica un riesgo para la salud del paciente.

 

MAXILLARIS 184, FEBRERO 2015