España no puede permitirse desperdiciar uno de los principales activos de los trabajadores: su experiencia. Por eso, para facilitar que los trabajadores sin título oficial puedan demostrar lo que saben, se va a habilitar un sistema de evaluación y acreditación de conocimientos adquiridos mediante la experiencia o vías no formales de formación.

Las competencias profesionales así acreditadas, podrán convalidarse por módulos de Formación Profesional. Lo que permitiría al trabajador conseguir el título o el certificado de Formación Profesional correspondiente cursando los módulos que le falten. Al comienzo de 2009, se publicará el Real Decreto que regula el reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por las personas a través de la experiencia laboral.

Por otra parte, también se va a flexibilizar la oferta de Formación Profesional para el empleo por la vía de mantener convocatorias abiertas que se adapten a las necesidades reales del mercado. También se va a poner en marcha una plataforma virtual que permita realizar a distancia módulos formativos para lograr certificados de profesionalidad, o títulos de grado medio y superior de Formación Profesional.

Para más información: web del Ministerio de Educación, apartado REFORMA DEL LA FORMACION PROFESIONAL.