Según hay publicado el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los investigadores japoneses, de la Universidad de Ciencias de Tokio, lograron hacer crecer dientes en ratones adultos implantando gérmenes de dientes en la mandíbula, una técnica que consideran extrapolable a otros órganos.

Estos investigadores han logrado poner a punto in vitro un germen de diente e implantarlo en la mandíbula de un ratón. Funcionando como una semilla, este germen contiene toda la información genética necesaria para el crecimiento de un diente.

Tras la pérdida de los dientes de leche y luego del diente adulto, un nuevo diente crece así por tercera vez consecutiva en el mismo alveolo. Los investigadores reiteraron la operación varias veces con éxito.

La estructura y solidez de los nuevos dientes resultaron comparables con la de los dientes naturales, y se desarrollaron nervios que respondían al dolor, indicaron los investigadores.

Nº 124 MAXILLARIS, SEPTIEMBRE 09