Los expertos del Hospital Ruber Dental, de Madrid, han elaborado un informe en el que recomiendan el uso de »cañitas» para ingerir las bebidas por preservar la salud de los dientes, al evitar el contacto directo con líquidos cuya composición ácida y/o azucarada resulta erosiva para el esmalte dental.

Se trata de bebidas típicas como son los refrescos, zumos ácidos, vino blanco, cava o champán, así como las bebidas energéticas.

La utilización de estos tubos de plástico para sorber líquidos »ayuda a contrarrestar los citados efectos nocivos, ya que permiten que pasen directamente a la garganta, sin tocar apenas la piezas».

El uso de pajitas se ha asociado tradicionalmente a los más pequeños de la casa o aquellas personas con dificultades para masticar, pero Ruber Dental concluye que su utilización »es recomendable en todas las edades»

Nº 206 GACETA DENTAL, SEPTIEMBRE 09