Según un grupo de odontólogos y expertos de EE.UU., depender de analgésicos opioides puede suponer un peligro para la salud dental.

En un artículo publicado en la revista de la Asociación Dental Americana se hace un llamamiento a la profesión dental para detener, en la medida de lo posible, la prescripción de calmantes de este tipo tras las intervenciones quirúrgicas en la cavidad oral.

En los últimos años, el abuso de analgésicos opiáceos en EE.UU. y de algunas drogas de síntesis similares a la morfina, han adquirido altas proporciones. Entre los opiáceos más prescritos en odontología están la hidrocodona y la oxicodona.

MAXILLARIS Nº 146-SEPTIEMBRE 2011