Actualidadbebe

Se recomienda alejar el biberón del niño. La mamadera no debe convertirse en un juguete para tu bebé.

La caries de biberón se origina por la exposición frecuente de los dientes del niño a las bebidas que contienen azúcar. Entre estos líquidos figuran la leche, los jugos de fruta, los refrescos y otras bebidas endulzadas. 

El azúcar que contienen estos líquidos se fija sobre los dientes y las encías del bebé y sirven de alimento para las bacterias que originan la placa.

Aquí te pasamos algunos tips para mantener sana la boca de un bebé: 

Se recomienda alejar el biberón del niño.  La mamadera no debe convertirse en un juguete para el bebé. 

Tampoco se recomienda permitir al niño dormir con el biberón  . Además de perjudicar la higiene bucal, ese hábito podría generar una dependencia.

Sobre los seis meses de vida, animar al bebé a beber en una taza o vaso.  Poco a poco, esa práctica lo ayuda a independizarse y dejar en definitivo la mamadera. 

–  Darle agua al niño entre las comidas.  El agua es ideal para la hidratación y de paso ayuda a enjuagar las bacterias de la boca. 

Cepillarse los dientes después de las comidas.  Limpiarle las encías con un paño suave y húmedo. Cuando le salgan los primeros dientitos, usar un cepillo de dientes especial con agua. 

Mantener tu propia rutina de higiene:  Cuidar de la salud bucal de uno mismo para no hacerle daño a la salud del bebé. Si se necesita mojar el biberón o el chupete con tu propia saliva, certificarse de enjuagarse la boca primero. 

Visita al dentista si se tiene dudas:  Si ves que el bebé tiene unas manchitas blancas o le cambia la tonalidad de los dientes, consulta un médico. Tratar este problema con anticipación puede prevenir problemas odontológicos en el futuro. 

– No olvidarse que la buena salud oral empieza desde los primeros meses de vida.  Esto determinará que el niño sea un adulto con unos dientes fuertes y sanos.