El Consejo General de Dentistas ha mostrado su apoyo al gobierno francés de Hollande, por la aprobación del Plan Nacional de Reducción del Tabaquismo del país vecino, que incluye, entre otras medidas, la instauración de las cajetillas de tabaco “neutras” y la prohibición del uso de “vapeadores” (cigarrillos electrónicos) en determinados lugares públicos.

El plan aprobado en Francia quiere conseguir la homogeneización de las cajetillas de tabaco, que pasarían a ser neutras desde el punto de vista de su aspecto: todos los paquetes de tabaco tendrán la misma forma, tamaño, cloro y tipografía, y se prohibiría cualquier tipo de publicidad o promociones tanto dentro y fuera de las cajetillas con el fin de evitar el reclamo visual, especialmente entre los más jóvenes.

La propuesta francesa prohíbe también el consumo de los cigarrillos electrónicos en espacios donde haya menores, en los medios de transporte públicos y en los centros de trabajo colectivos. Las marcas de “vapeadores” tampoco podrán hacer publicidad. De este modo se pretende evitar que el cigarrillo electrónico se convierta en una puerta de entrada al tabaquismo y que su uso pueda banalizar el tabaco. Tanto la OMS como el CNPT se han manifestado a favor de que los cigarrillos electrónicos queden regulados en todo el mundo de la misma forma que el tabaco convencional.

 

MAXILLARIS 181, NOVIEMBRE 2014