Una investigación del Hospital Universitario de Heidelberg (Alemania), cuyos resultados se acaban de publicar en The Scandinavian Journal Medicine&Sciencie in Sports,

ha estudiado lasa causas por las que el ejercicio físico afecta de forma negativa a la salud bucodental. En su análisis, ha encontrado una nueva relación en la forma en que el deporte afecta a la producción de saliva, apartándose así de la creencia de que la relación se fundaba en la presencia de una dieta rica en carbohidratos. El trabajó se llevó a cabo con 35 triatletas y otros 35 adultos con buena salud pero no deportistas. Tras hacer las pruebas y analizar los datos, que la salud bucodental de los atletas era notablemente peor que la del grupo de control. Además, en el grupo de deportistas, los atletas que más entrenaban eran los que más caries tenían, también comprobaron que el consumo de refrescos y otros alimentos típicos de los deportistas no tenían ninguna influencia en la salud bucodental y en la saliva de los participantes en el estudio. Lo que descubrieron es que la saliva de los atletas si cambiaba mientras practicaba ejercicio, ya que además de reducirse su producción, se hacía más alcalina. Un exceso de alcalinidad está directamente relacionado con la mayor formación de placas de sarro en los dientes.

 

MAXILLARIS 181, NOVIEMBRE 2014