El Consejo General de Dentistas ha presentado recientemente su “Encuesta sobre modificación del perfil de práctica profesional e influencia de la crisis económica”, elaborada entre los meses de enero y marzo de este año con una muestra de unos 1.000 dentistas de toda España. En ella se recogen conclusiones como que cuatro de cada diez dentistas constatan que el número de revisiones preventivas están disminuyendo como consecuencia de la actual crisis económica.

Según el Dr. Juan Carlos Llodra, responsable de la encuesta, “no llevar a cabo este tipo de revisiones supone un riesgo considerable para la salud, ya que las posibles patologías que pudiera tener el paciente terminarían agravándose con el tiempo, por lo que los tratamientos que habría que llevar a cabo en un futuro resultarían más complejos, tendrían un peor pronóstico y serían más caros”.

Otra de las conclusiones que se obtiene de la encuesta es que las personas con dificultades económicas que necesitan tratamientos costosos están optando por retrasarlos o elegir otras alternativas terapéuticas.

Entre los tratamientos más afectados destacan los de estética y blanqueamiento dental, las prótesis fijas y los implantes. Por el contrario, la crisis económica está provocando un aumento en la demanda de endodoncias y prótesis removibles.

El Consejo General insiste en su reivindicación histórica de aumentar la cartera de servicios odontológicos que actualmente están incorporados en los Planes de Atención del Sistema Nacional de Salud, “ya que se garantizaría así a toda la población una asistencia sanitaria básica, y en especial a la población infantil, los discapacitados, los pacientes con enfermedades no odontológicas graves que afecten a la salud bucodental, así como a los ancianos y los pacientes con dificultades económicas”.

 

MAXILLARIS 167, JULIO 2013